dijous, 25 d’octubre de 2012

Grupo Primer de Maig: Polígono de vivienda social en Granollers


Fragmento de plano de Granollers del año 1960









Durante los años 50, Granollers, al igual que Barcelona, sufrió un gran boom demográfico producido por la emigración. Esto hizo que la ciudad pasara de unos 15.500 habitantes en 1950 hasta unos 24.500 en 1965. Esta gran oleada de inmigrantes, principalmente llegados de Andalucía, inició un proceso de barraquismo en las proximidades del centro de la ciudad.


Entorno urbano de "las casas baratas" en 1961
Para poder solucionar este grave problema, en 1957, la Obra Sindical del Hogar, se encargó de la construcción en varias fases de edificación para poder albergar a la gente que iba llegando. Una primera fase, el Grupo de Viviendas Liberación, iniciada el mismo 1957 y que albergaría unas 200 viviendas que serían ofertadas por sorteo. Y una posterior segunda fase, el Grupo de Viviendas de Obra Sindical Victoria, iniciada en 1961 con capacidad para 350 viviendas más. 

También se iniciaron las obras del “Rascacielos”, un edificio de 12 plantas que se convirtió en la imagen del conjunto de viviendas que pasaron a llamarse popularmente como “Las casas baratas”. Además en la zona más al norte, se construyó un gran bloque de pisos, a los que se les denominaba “los pisos del alcalde”, que se caracterizaba por albergar en planta baja todos los pequeños comercios del barrio.

El grupo de “las casas baratas” se confecciono como uno de los primeros núcleos de vivienda situado en las afueras de la ciudad. El conjunto se sitúa a una gran proximidad del Rio Congost, que al no estar canalizado hacía que en las viviendas más próximas hubiera riesgo de inundación. Por otro lado, en el paisaje que dominaba en el barrio había grandes zonas de cultivo regados mediante acequias y pozos y con una urbanización urbana completamente nula.   

Orilla del Rio Congost en la zona de "las casas baratas" en 1962
La fábrica textil Roca Umbert dio trabajo a gran parte de las personas que habían llegado en esas oleadas migratorias y que se habitaban en “las casas baratas”. Por otra parte, otro gran número de trabajadores del barrio se repartieron entre las diferentes fábricas importantes que había en Granollers, como el caso de la fábrica Isidre Comas o la Vallesana, y otras no tan próximas al barrio como Bimbo o Jabones Camp. 

Al igual que en el barrio de La Marina de Sants, en “las casas baratas” surgió una fuerte conciencia vecinal, haciendo que la primera asociación de vecinos naciera en el barrio. La asociación se formó con diversas personas que no se resignaban a vivir en las condiciones que se les ofrecieron. Las protestas iban orientadas principalmente, a que con el paso del tiempo, los edificios se iban deteriorando, los jardines se echaban a perder y en los días de sequía no les llegaba el agua.

Manifestación en el barrio el 1 de Mayo de 1977
La presión de este movimiento vecinal hizo que durante los años de los primeros ayuntamientos de la era democrática, se ejecutaran un gran numero de mejoras en el barrio. Desde la instalación de una red de agua en 1982, hasta la ocupación de solares y mejora de los espacios libres en 1990. Además en 1979, hubo un cambio en la nomenclatura de los Grupos de Viviendas Liberación y Victoria a, como se conoce actualmente al barrio, Grupo Primer de Maig.