dijous, 4 d’octubre de 2012

Marc_Sant Feliu de Llobregat


Sant Feliu es también conocida como la Ciutat de les Roses por la tradición de su cultivo en sus casas. Dicha tradición tomó el carácter de exposición anual a partir de 1928 y propició que durante la 2ª República (1931-39) la población cambiara su nombre por el de Roses del Llobregat. Desde 1957 la muestra se consolidó como Exposició Nacional de Roses y en 2007 se inauguró una rosaleda con 20000 rosales de unas 400 variedades.


Paseando por el casco antiguo es fácil encontrar edificios de interés, construidos a finales del siglo XIX y principios del XX, que forman parte de una ruta modernista. Un ejemplo de ellos es la casa Cauhé Raspall, construida en 1916, donde destacan la cornisa y los esgrafiados.
El Palau Falguera es el edificio más singular de Sant Feliu; se trata de un edificio señorial del siglo XVII con jardines de estilo francés. Su fachada neoclásica es de 1870 y actualmente acoge el auditorio de la ciudad. Este palacete ha servido de alojamiento para los reyes Juan José de Austria, Felipe V y Alfonso XIII.

Casa Cauhé Raspall
Palau Falguera
Interior del Palau Falguera