dilluns, 22 d’octubre de 2012


Un paseo desde casa al colegio, así entendí mi ciudad


Son las 7:40 de la mañana , hay que salir de casa y como siempre a toda prisa. Bajo las escaleras , pues no hay ascensor, ya que se trata de un edificio de los  años  50 cuando la ciudad empezó a crecer tras la muralla, que encerraba ,a modo de cinturón de seguridad, la joya de la ciudad  “ Es casc antic “.
  Recorro a toda prisa 31 de diciembre .Sí, ha cambiado mucho con los años de no haber nada en los años cincuenta ahora es una calle repleta de bares que le da mucha vida. A medida que avanzo la calle se pueden percibir mejor el ruido de coches, pitidos,… y ya a lo lejos gente acelerada, con rumbo fijo…. Estamos ya en la gran avenida, que de manera circular estructura la ciudad. Además,  hace de  engranaje de unión entre “ Es casc antic “ y el ensanche.

Una vez cruzamos, poco a poco el asfalto va desapareciendo y aparece una piedra entre gris y beige. A ambos lados se sitúan comercios. Girando la vista a la derecha, se puede apreciar entre edificios, el punto más importante de las avenidas, la Plaza de España, con su gran estatua de Jaime I.Antiguamente se situaba la gran entrada a la ciudad.

No puedo parar el ritmo , se me hace tarde. Las tiendas aún yacen cerradas ,pero ahí está el Moca, un bar conocidos por todos los palmesanos por sus exquisitas “llagostes”. Al aproximarnos a la  Plaza del Olivar ya notamos un olor característico  camiones con mercaderías.. …..pues se trata de los mercados más importantes de Europa.

Un poco más adelante a nuestro lado nos encontramos a la iglesia de San Miguel, que fue el primer templo cristiano de la ciudad después de la invasión islámica.
Al final de la calle nos acogen las arcadas de la plaza Mayor.  Doy la vuelta y me acerco a la gran escalinata que baja a las Ramblas, colorida con sus flores, que le dan alegría a la ciudad.
 Después de recorrer el Carrer Colom y observar el Edificio Águila , uno de los edificios modernistas de la ciudad, llegamos a la plaza de Cort .Allí se encuentra el Ayuntamiento. El edificio presenta una fachada barroca, y lo que más sorprende es el gran alero de madera. No podemos dejar de nombrar la centenaria  olivera de la plaza.
A la izquierda de Cort se nos abre una plaza singular por la Iglesia de Santa Eulalia, construida  a finales del siglo XII con motivo de la coronación de Jaime II.

Dejando la plaza a un lado nos encaminamos por los callejones del casco antiguo más profundo .  A ambos lados de la calle se sitúa los casales mallorquines que se caracterizan por su gran patio señorial .

 Llego ya a mi destino final, la iglesia de Nuestra senyora de Montesión que junto a su claustro, además de ser una reliquia de la ciudad, es conocido por ser el colegio de Jesuitas más antiguo del mundo.


Pero  a mi parecer , lo que lo hace más especial es su azotea ,desde donde se puede observar todo el paseo Marítimo , la Catedral de Palma,más conocida como La Seu , el Palacio de la Almudaina, la Lonja y poniendo  fin a la ciudad , el Castillo de Bellver.


Finalmente , quería decir que como bien me dijo el profesor  Xabier  Eizaguirre “ se siente la ciudad al caminar “.