diumenge, 21 d’octubre de 2012

Una ciudad en los pireneos franceses : Pau


UNA CIUDAD EN LOS PIRENEOS FRANCESES : PAU


 

La ciudad que me propongo de presentar se situa en Francia en la partida oeste de los Pireneos, en la region del Bearn donde nací (cerca del Pais Basco frances) : la ciudad de Pau. Ella fue fundida a partir de un castillo que primero servía para cuidar el pasaje de los pastores y su travesía del río en el momento de la « transhumancia ». Asi este castillo fue construido a la confluencia de dos torrentes pirenaicos, sobre una espuela rocosa. La ciudad luego se desarrolló del oeste hacia el este, según la lógica topográfica del lugar (ver en la carta aqui abajo).


 
Plano de Ch. Higounet que representa el barrio del Castillo hacia el fin del siglo XIX

Mientras que el castillo empiece su proceso largo de construcción en el siglo XII hasta el siglo XIX, la Vieja Villa, Borc Bielh en occitano, sigue su trayectoria. Así, del XII en el siglo XIV, la ciudad de Pau se resume solamente en este pequeño barrio que es más un pueblo agrícola que una ciudad verdadera. Este último toma la forma de un pequeño rectángulo de 80 metros sobre cerca de 100 metros situado entra el foso del castillo que lleva al « Hédas » de un lado, y a la carretera « Bie Cabe »  por el otro lado, que hacía frente al vado de Pau. Todo fue rodeado por una cerca de empalizadas de madera.

En el siglo XIV, Fébus, entonces vizconde de Béarn, hace erigir una muralla entre Bie Cabe y
Hédas al nivel de Carrère Longue (hoy calle del Castillo) que será denominado Portau deu Miey (puerta del medio) y que constituye la primera delimitación entre la ciudad y el resto de la ciudad. Es pues la ciudad primaria que compone lo que se identifica en nuestros días como el corazón histórico llamado "Vieux Pau", " Vieja Villa ", o todavía " barrio del Castillo " ; (es decir el Casco Antiguo).

Vista sobre el Casco Antiguo de Pau desde la terraza de una torre del Castillo de Pau

 

A partir del siglo XV, todo cambio. En efecto, Gaston IV abandona a Orthez y hace a Pau la capital administrativa del Béarn, además de ser ya una capital económica y militar. Los Estados de
Béarn se instalan aqui, la sede del tribunal también, un mercado semanal es organizado y el Castillo se hace residencia del príncipe. El barrio toma entonces una vuelta decisiva que va a llevarlo a desempeñar un papel importante en la vida quotidiana de los habitantes.

En efecto, en el siglo XVI, bajo la autoridad de Enrique III de Navarra particularmente, la Vieja Villa se parece más a un corral que a una capital. Así, mientras que se renova el castillo para darle un estilo del Renacimiento, se ordena borrar todo rastro de ruralidad en este barrio : desde este momento esta prohibido la ganadería, se debe de piedra para prevenir los incendios, etc. Lo mismo, en la continuidad del Arrabal que progresivamente se desarrolla al otro lado de Portau deu Miey, el príncipe hace perforar un eje principal en el marco de un « plano de alineación » entre el castillo y la ciudad. Así se constituyó este casco antiguo tal como lo conocemos en nuestros días, por lo menos en las grandes líneas !

Un cambio interviene sin embargo a partir de los XVII y XVIII siglos. Durante este período, la población cuadruplica : entre 1620 y 1789, Pau pasa de 2500 habitantes a 10 000. Este crecimiento demográfico implica un desarrollo urbano importante que va a prolongarse a la vez hacia el este pero también hacia el norte de la ciudad. Entre 1620 y 1713 las puertas que hacían barrera entre la Vieja Villa, el Suburbio y el resto de la ciudad son destruidas.

Si en su mayoría el Casco Antiguo es hecho edificios que datan de esta época, sin embargo es en este momento allí pierde su popularidad. Este fenómeno se prosigue el siglo que sigue con su comitiva de turistas ingleses particularmente que establecen sus quintas en los alrededores. La ronda de los Pirineos progresivamente ve la luz, la plaza real se hace un lugar de recreo y de representación, el casino del parque Beaumont y la edificación de la plaza Gramont terminan la antigua popularidad de la Zanfonía ciudad.

Así, desde esta época el barrio del Castillo no fue objeto de ninguna gran modificación y su arquitectura heteróclita es fuerte de estos siglos de evolución.
 


 Plano esquematico de Pau