dimecres, 28 de novembre de 2012

Los espacios verdes de la ciudad


     
     Sabemos la suerte de Barcelona de tener un grande parque natural como el de Collserola en sus montañas. Este parque a la limite norte de la ciudad es una riqueza: un espacio de respiración que hace parte de Barcelona. En las grandes ciudades estos espacios son una necesidad para equilibrar con los espacios construidos y proponer un bienestar a los habitantes. 





      La mitad del área de la ciudad de Versalles esta cubierta de vegetación. Hay varios tipos de áreas de recreación. En primer lugar, el grande parque del castillo de 815 hectáreas. Para el Rey, Louis XIV, el parque es tan importante que el castillo. Elige el mejor jardinero de la época: André Lenôtre (decimos ahora que es el primero paisajista, el inventor de este trabajo). Decidió crear este jardín enorme en los antiguos humedales. Era una tarea tediosa que duró 40 años. Este parque no sólo es una atracción para los turistas, los habitantes de la ciudad de Versalles son muchos que vienen disfrutar de este grande espacio abierto. Las familias salen por el fin de semana para tomar el aire con sus niños. El parque del castillo también ofrece diferentes ambientes ... Hay un jardín a la francesa con líneas rectas en perfecta simetría con el Gran Canal, una perspectiva que se abre. Pero, el parque incluye también los jardines del Trianon, el jardín del rey y el grande estanque de los suizos.

      El resto del parque está ocupado por terrenos agrícolas o forestales. Pasan a través grandes caminos rectos.











     No son los únicos espacios abiertos. Al sur de Versalles, existen grandes zonas de bosque donde se puede caminar. Allí, la atmósfera es muy diferente. El bosque de Satory pertenece a los bosques del Estado. Los jóvenes de las escuelas cercas vienen para practicar deportes, jugar al fútbol… Los excursionistas hacen largas caminatas. Aquí te sientes tan lejos del ruido de la ciudad, estas en una naturaleza sorprendente, es un poco la misma sensación como en el Parque de Collserola. También es posible ir hacia arriba para ver lejos, ver toda la ciudad. 
     Un otro espacio publico verde: existe un antiguo campamento militar abandonado que se convirtió en un terreno con vegetación salvaje, pero ahora los estudiantes de la escuela de paisaje trabajan en este sitio para transformarlo en un grande jardín comunitario. 
     En Versalles, hay que aventurarse un poco fuera de los límites de la ciudad para ver que ofrece también espacios para respirar, libres, más salvajes. 




   


      Tenemos que abrirse pasos que  permiten salir de la ciudad para escaparse buscando amplios espacios de naturaleza... que, finalmente, no están tan lejos.