dimecres, 21 de novembre de 2012

Viviendas Seat y la Vila Maria Zélia


Cómo vimos, las viviendas Seat, de 1953, fueron una iniciativa de construir, a los trabajadores de la industria de coches Seat, infraestructura para que pudieran dar mas condiciones a los trabajadores y su para su familia. Años antes, mas precisamente en 1912, empezó en São Paulo una iniciativa similar.
La Fábrica y Vila Operaria Maria Zélia fue un proyecto pionero de y garantía de los derechos de los trabajadores. Se trata del período en que el desarrollo industrial se estaba empezando en São Paulo y todavía había poco escrito con respecto a leyes y derechos de los operarios. Fue en este escenario que el empresario Jorge Street decidió abrir la industria Cia Nacional de Tejidos de Juta.  El proyecto fue basado en otros, de origen europea, lo que se ve en el acabamiento de las construcciones.
Vila M. Zélia 1930
Viviendas Seat 1969

Así como las viviendas Seat fueron llamadas de un “pueblo dentro de la cuidad”, también la Vila M. Zélia tenía carácter similar, siendo llamada “mini ciudad”.  Todo fue construido al mismo tiempo, la fábrica y todos los equipamientos en su rededor.
En ese período, en São Paulo, vivir en una casa unifamiliar era algo muy caro y no logrado por la mayoría de los trabajadores de las industrias. En gran parte inmigrantes, generalmente vivían en los llamados “cortiços”, edificios de vivienda plurifamiliar, dónde se alquilaba una habitación en la cual dormía toda la familia y compartía áreas comunes como cocina, lavabo y lavandería con las otras familias.  

Casa V. M. Zélia
Así como en la Seat, para vivir en las casas era necesario pagar un alquiler. Todos los que vivían allí deberían trabajar en la industria, incluso mujeres e hijos. Es importante acordarse de que era una época distinta, en la que el trabajo infantil todavía no era condenado, eran los principios de los derechos humanos.
En la Vila había muchos servicios, comunes a los de la Vivienda Seat. Entre ellos estaban la capilla, una escuela para chicos y otra para chicas, almacenes, restaurantes (comedores), ambulatorios médicos y equipamientos de ocio.  En la vila paulista, había lo que era mas común en ese tiempo: plaza con “coreto” (quiosco en el medio de la plaza dónde bandas locales tocan música), salón de baile y un campo de fútbol. Ese, lo más frecuentado, dio espacio para la creación de una liga de fútbol amador, de dónde salieron muchos jugadores profesionales. También se hacían fiestas, organizadas por la familia Street, donde había música, comida y juguetes para los niños.
Así como en Barcelona, el desarrollo de la ciudad descaracterizó el emprendimiento, la ciudad se extendió hasta el barrio de la Vila, las industrias fueron tiradas para más lejos y el suelo fue valorado, hasta que algunos de los equipamientos fueran desactivados.
Capilla actualmente
La Cia Nacional de tejidos de Juta cerró sus puertas en 1931 y después de eso varias otras empresas la compraron, hasta que pasó a ser propiedad del gobierno. En 1969 los moradores pudieron comprar sus casas, así como se pasó aquí entre 1978 y 1982. Las calles internas pasaron a ser públicas, cambiando la Vila en un barrio como los otros de la ciudad. Las áreas de ocio también perdieron espacio para el mercado inmobiliario. El caso más emblemático es del campo de fútbol y la sede del equipo, que tuvieron su terreno despropiado en 1976, dando fin al equipo amador.
Del mismo modo, las Viviendas Seat  perdieron sus particularidades en detrimento del desarrollo de la ciudad. Las escuelas se tornaron públicas, las áreas deportivas, privatizadas y las instalaciones médicas, la cooperativa, la iglesia y el cine fueron desactivados.
La Vila Maria Zélia hoy abriga una media de 600 personas y es área protegida, considerada patrimonio histórico y cultural de la ciudad.  Además de las casas, solo se conserva la capilla. La comunidad lucha hoy para la restauración de la Vila, principalmente de los edificios que abrigaban las dos escuelas y dos armazones, que están en ruinas. Los que viven allí dicen que todavía es un barrio distinto de São Paulo, que las personas son amigables, donde se conoce a todos.

Edificio escuela, abandonado
Edificio escuela II, abandonado


Casas V. M. Zélia, actualmente
V. Seat, actualmente