divendres, 7 de desembre de 2012

Can Peguera y Vila IAPI


Al pie de la vertiente norte del Turó de la Peira se extiende el barrio de Can Peguera, en terrenos de la antigua masía que presidía la zona. 
El conjunto residencial que se edificó, conocido durante muchos años con el nombre de Ramon Albó, fue uno de los cuatro grupos de casas baratas -viviendas unifamiliares de una sola planta, la mayor parte con tejados rústicos y pequeños jardines que el Patronato Municipal de la Vivienda construyó en Barcelona coincidiendo con la Exposición Universal del año 1929 para reubicar a los trabajadores que vivían en barracas en Montjuïc.
Vista aerea de Can Peguera.

La sustitución de las antiguas viviendas por nuevos bloques ya realizadas en el grupo Eduardo Aunós (Sants - Montjuïc) y en el de Baró de Viver (Sant Andreu), así como la que está en curso de realización en el Bon Pastor (también en el distrito de Sant Andreu), dejarán el conjunto de Can Peguera como el último testigo vivo de este tipo de edificaciones en Barcelona
Viviendas de Can Peguera.

Como en el caso de Can Peguera esta intervención urbanística fue hecha para solucionar los problemas de vivienda que surgían de la rápida industrialización en la zona norte de la ciudad de Porto Alegre.
La construcción de la Villa de los industriales - IAPI - con inicio de las obras en 1946, sin duda, cambió la configuración del barrio, con respecto a la urbanización. Moderno e innovador para la época, el conjunto  Residencial del Passo D'Areia fué destinado a satisfacer las demandas de vivienda de los trabajadores. Construido sobre una superficie de 67 hectáreas, el proyecto aumentó mucho la población del distrito, además de traer mejoras en la infraestructura, como el transporte, el agua, la electricidad y recolección de basura.
Tratando de conocer y resolver el problema de la vivienda, el ingeniero Edmundo Gardolinski  hizo un proyecto arquitectónico basado en los moldes de las ciudades jardín europeas para trabajadores. 
Proyecto de la Vila IAPI.
Se construyó inicialmente 1625 viviendas, pero cambiaron a 2533, para atender a una población de aproximadamente 15.000 habitantes.
Sus calles poseen árboles nativos, que se han conservado hasta hoy en día, las tipo logias son las casas individuales, casas geminadas y edificios de hasta cuatro plantas. 
Fueron hechos también 31 tiendas, un espacio para ferias públicas, 11 plazas y jardines, puntos de distribución de leche, escuelas, entre otros servicios. La ubicación de la escuela ganó prioridad, colocada en el centro del barrio.

Vila IAPI - Porto Alegre.
En Porto Alegre, la vila de IAPI fue construido por el gobierno federal para satisfacer parte de este déficit de viviendas, pero en este caso al fin no fueron las familias carentes la prioridad, sólo la elite de los industriales se beneficiaron de la adquisición de estas viviendas modernas. Era necesario tener un valor establecido como minio de renta para tener derecho a la vivienda de alquiler.
Desde 1964, ocurrieron cambio y las vivienda de alquiles fueron colocadas a venta, inicia una distorsión progresiva de la Villa, Inicia la especulación inmobiliaria, las unidades son adquiridos por residentes y transferidos a terceros.
Nuevamente el valor mínimo para una persona  intentar financiar la compra de su residencia era mayor do que podían, entonces la mayoría no pudieron comprar sus propias casas, sólo un porcentaje de la elite de la población
 tuvieron acceso a estos financiamientos.
Vista de las viviendas del IAPI.