dilluns, 3 de desembre de 2012

Monjuic_wawel


Tanto la montaña de Monjuic como la colina de wawel son elevaciones topograficas con panoramica a la ciudad de Barcelona y Cracovia respectivamente.
Sin embargo su uso e importancia con respecto a la ciudad es diferente en ambos casos.





EL germen de Cracovia es la colina de wawel, donde todo comenzó, colina de piedra caliza que había sido ocupada desde hace milenios por tribus nómadas y luego por asentamientos agrícolas. Rodeada por el río Vístula y un terreno lleno de arbustos (kriak significa “arbusto” y de allí el nombre de la ciudad), goza de una posición estratégica que  la hizo un lugar ideal para ubicar edificaciones defensivas, que existían ya en el siglo IX.

Pero además de su carácter de atalaya y de hito urbano, el lugar tiene una significación especial, pues es aquí en el año 1000 donde se construye la primera catedral y oficialmente nace la Polonia cristiana. Wawel fue también el escenario de muchas coronaciones de monarcas polacos.
Las primeras fortificaciones datan del siglo IX, mayormente hechas en madera. En los siglos siguientes, se ve un interesante proceso de conversión al cristianismo y de una fluida continuidad entre las fortificaciones militares, la residencias reales y la difusión de la fe.
Fue Casimiro III el Grande quien construiría el complejo palaciego en torno a un patio central en el siglo XIV en estilo renacentista. Posteriormente, en el siglo XVI, Segismundo I el Viejo amplió y remodeló el palacio en estilo Renacentista, para lo cual contó con el concurso de arquitectos italianos y decoradores alemanes. A esta época corresponde este patio interior, definido por una doble arquería.
Desde el origen de la ciudad un lugar especial e importante para Cracovia muy ligado a la religión y su evolución tan importante dentro de la historia de Polaca.



Algo diferente es el caso  de la montaña de monjuic con una historia mucha más ligada en su origen  a la defensa de la ciudad y con episodios importantes también en la historia Española.
Siempre ha sido un lugar estratégico desde el cual defender la ciudad, por lo que desde la antigüedad ha habido una fortaleza en su cima. En 1751 se construyó el actual castillo.
Al igual que ha sido un punto estratégico para la defensa de la ciudad, lo ha sido para mantenerla bajo control, junto con la fortaleza de la ciudadella en el otro extremo de la ciudad.
El castillo también ha sido utilizado numerosas veces como prisión para presos políticos hasta los tiempos de la dictadura  de Franco , y lugar donde posteriormente eran fusilados y enterrados en el cementerio del lado suroeste de la montaña. Durante elS XIX y XX  fue escenario de numerosos fusilamientos.
Con motivo de la Exposición Internacional de Barcelona de 1929 , se completó la urbanización de algunas áreas de la montaña, diseñándose como el espacio central de la misma, motivo por el cual se construirían los diferentes pabellones que se alzan por las faldas de la montaña y a ambos lados del paseo que lo conduce desde la Plaza de España, en el Barrio de Sants-Montjuic, este Monjuic es el que conocemos hoy en día muy diferente a lo que era en su origen.


Actualmente ambas montañas son una atracción turística aunque alberguen actividades y edificaciones muy diferentes  y sus historias disten entre sí.