diumenge, 13 de gener de 2013

Casino de Granollers: Renovación de un punto de encuentro

Entrada del Casino de Granollers en los años 20

Uno de los edificios más representativos situados en la zona centro de la ciudad es el conocido Casino de Granollers. Club de Ritmo. Para poder entender un poco la trascendencia de este organismo deberíamos retroceder hasta 1880. En ese mismo año se funda lo que sería el Casino de Granollers, no como un lugar de juego como seria conocido un casino, sino más bien, como una sociedad para reunir a las gente de la clase burguesa y conservadora de la ciudad. 
Hall de entrada del antiguo Casino
Esto seguiría siendo así,  hasta que en 1946, el Casino cederá de manera completamente gratuita  unas oficinas al recientemente formado Club Balón a Mano Granollers. A partir de ese momento, se iniciará un proceso de aperturismo de la sociedad del Casino que encontraría su mayor momento en el año 1957, cuando se fusiona con el grupo conocido como Club de Ritmo de Granollers, sucesora del conocido como Jazz-Club Granollers, fundado en 1934 y considerada la primera asociación jazzística del país. Con esta fusión, se deciden hacer algunos cambios en  las bases de la sociedad de manera que queda completamente abierta a gente de cualquier condición social. Esto hizo que el Casino de Granollers, Club de Ritmo, se convirtiera  en una agrupación que dotara a la ciudad de una serie de actividades sociales, culturales y recreativas sin ningún ánimo de lucro, hecho por el cual, la sociedad se convirtió en un organismo cultural más de la ciudad.
En los últimos años, el edificio ha ido asumiendo numerosos cambios, como la transformación del antiguo teatro en un Bingo-Casino o la creación del bar-restaurant El Trull del Casino. Pero la mayor remodelación que ha tenido el edificio fue el elaborado entre 2009-2011 por el arquitecto Francesc Sala. 
Nuevos espacios reformados del Casino tras las obras 
El proyecto parte de partida en la conservación de la fachada histórica del Casino, pero dignificando la fachada lateral del edificio que da a la calle principal. Por otra parte, el proyecto buscaba la creación de dos nuevos espacios polivalentes para desarrollar las actividades de la sociedad mediante la demolición y rehabilitación de los espacios interiores tanto en planta baja como en planta primera. Con todas estas reformas, el Casino de Granollers ha podido aumentar su capacidad, de manera que actualmente se pueden desarrollar un gran número de actividades culturales.