dissabte, 27 d’octubre de 2012

De Barcino a Cathago-Nova

Al igual que Barcelona, Cartagena (Murcia) sufrió cambios en su estructura urbana debido al paso de posteriores culturas y épocas, pero mantiene la jerarquía y estructura viaria romana en el casco antiguo, así como puntuales edificaciones. 
En el caso de Barcelona, se coloca el Foro sobre el Monte Táber, actual plaza de Sant Jaume, de la cual nacen los ejes romanos Cardo y Decumanus.

Barcino romana.




















Se mantienen edificaciones como el Templo de Augusto en dicha plaza, la muralla romana en Vía Laietana con los restos más importantes en la plaza Ramón Berenguer, las edificaciones de la Plaza del Rey (con su posterior reforma gótica) y los sótanos del MUHBA, o la Necrópolis Romana a extramuros en la plaza Villa de Madrid. 

Templo de Augusto, Barcelona.















Plaça del Rei, Barcelona.















Plaça Ramón Berenguer, Barcelona.















Cartagena es una ciudad situada en la Región de Murcia, al borde del Mediterráneo, que a lo largo de la historia ha sido disputada por distintas culturas debido a su posición estratégica y recursos naturales. Localizada en una dársena natural y rodeada por montañas, este enclave ha sido decisivo para el comercio en el Mediterráneo y la defensa militar.
El paso de culturas íberas, celtas, fenicias, griegas, cartaginesas, romanas, bizantinas, visigodas, islámicas y castellanas han transformado su arquitectura y urbanismo, sin embargo, la cultura romana dejó una huella imborrable en su estructura urbana.


Carthago-Nova romana.
En la época romana, 
Carthago-Nova pasa a ser uno de los principales puertos de Hispania gracias a sus recursos mineros, pesca y comercio.
En el 27 A.C, Augusto lleva a cabo una operación de desarrollo arquitectónico y urbano a imagen de Roma.
Entre los cinco picos que rodean a la antigua ciudad de Carthago-Nova se define una retícula a partir del Cardo y Decumanus romano que nacen del Foro (actual plaza de San Francisco).
Se comienzan a erigir edificios que simbolicen la magnitud del Imperio Romano, como el Teatro, las Termas, el Templo, el Foro, el Anfiteatro, el Augusteum...


Restos de la Cartagena romana en la actualidad.
En la actualidad, se conservan vestigios romanos tales como la Muralla Púnica, en torno a la cual se construyó un programa museístico, la Casa de la Fortuna (vivienda romana de gran tamaño), el Anfiteatro, el Foro, el edificio del Atrio y Termas reconvertido a programa docente, el Augusteum, la Via Augusta y el más representativo, el Teatro Romano, recientemente remodelado por Rafael Moneo.


Teatro Romano de Cartagena,
(Rafael Moneo).
Esta intervención también trata de integrar el monumento al casco urbano y amplía con un museo y centro de investigación, aunque la mayor parte de reliquias romanas se encuentran en el Museo Arqueológico Municipal de Cartagena.





Museo en torno a la Muralla Púnica, Cartagena.














Reportaje sobre Cartagena: