dimarts, 27 de novembre de 2012

Colinas de Acrópolis y de Filopapo | Montjuic



Vista de Acrópolis desde la colina de Filopapo
Dibujo del Corbusier
 
 
 
 
La colina de Acrópolis estuve el punto más alto de la ciudad antigua durante los siglos arcaicos. Acrópolis < acro(=borde) + polis(=ciudad) estuve considerada como la montaña de la ciudad antigua, donde alguien podía encontrar el Partenón (el templo más importante de Grecia anciana), los Propileos, el Erecteión y el teatro anciano dedicado a Dionisos. La colina constituía un punto sacro para los ciudadanos cerca de donde fue desarrollado el tejido urbano. Ha estado sometido muchas modificaciones que han tenido gran influencia sobre la imagen general del lugar. Sin embargo, conserva sus rasgos auténticos y su valor arquitectónico sobrevive hasta hoy. Su manera de construcción en comparación con el mínimo conocimiento de tecnologia que existía encanta muchos arquitectos , característicamente Le Corbusier, durante su Viaje al Este, nota: “parece a un vaso con contorno perfilado, de cual derivan los sentimientos los más puros del humano.”


Colina de Filopapo
La colina de Filopapo o más famosa como colina de las Musas, donde se encuentra el monumento de Filopapo, está situada al sureste de Acrópolis y podriamos decir que se dialoga no sólo con la colina sacra sino tambien con las colinas verdes que se situan cerca. Las múltiplas vistas de la ciudad que ofrece este punto en combinación con los espacios verdes  lo convierten en un típo de parque muy agradable.

La pieza del tejido urbano que se situe en las laderas de Acrópolis está conservada sin cambios importantes hasta hoy y constitue un componente integral del urbanismo de Atenas. En todos los planos de la ciudad que han sido diseñados por arquitectos y urbanistas extranjeros durante el siglo 19,  esta zona constituía un eje importantísimo para la ciudad nueva. Muchas propuestas fuen rechazadas con el propósito de la preservación del conjunto histórico y su relación con la ciudad. En 1834 Schinkel  proponí la creación del palacio del rey en la colina pero esta propuesta no estuve aceptada porque sin duda alteraría la pureza del sitio.  


Propuesta rechazada de Schinkel, 1834
Plano de Atenas del siglo 19,
abajo está la colina antigua

 










Durante las últimas décadas, aprovechando el programa de la conección de los espacios arqueológicos, habían muchas ideas sobre el sitio. Al final, dominó la propuesta de Dimitris Pikionis de la creación de un recorrido a la colina de Filopapo(1954-1958).  Es el “grabado” de un camino con espacios verdes, vistas y lugares de reposo que fue construido de una mezcla de materiales  antiguos y contemporáneos. Parece a un collage de restos de los años pasados y de hormigón, característico de la construcción moderna. 
                                                                     
                                                                                                     Camino creído de Pikionis


 
 
 
 

Anticipando los Juegos Olímpicos de 2004 la línea del metro llegó hasta Acrópolis y las calles alrededor de las colinas fuen peatonalizadas. La última adición es el Nuevo Museo de Acrópolis que está enfrente la colina entre el tejido urbano contemporáneo y fue construido después de concursos internacionales. Agobiado de turistas y ciudadanos el sitio ha cambiado mucho los últimos años. Quizas las modificaciones del lugar son más suaves que éstas de Montjuic pero el lugar continua a constituir el corazón de la vida de la ciudad y un espejo de Atenas de ayer.
Espacio y vistas de hoy