dimarts, 13 de novembre de 2012

la ciudad vieja de Múnich



ciudad vieja con torres de las iglesias

Múnich fue  mencionado por primera vez en el siglo XII. Se ha desarollado a lado del río “Isar” cerca de los Alpes. La ciudad medieval estaba dominada por quienes edificaron a Múnich: Las regentes y la Iglesia Católica.

La precencia de la iglesia marca el inicio de la ciudad, porque Múnich fue fundado para monjes. El nombre actual de la ciudad “München” refiere a los monjes (en aleman “Mönche”). También el símbolo oficial de la ciudad es un monje. Por eso los edificios de los conventos y especialmente las iglesias con sus torres dominaban el imagen de la ciudad medieval.
La más grande es la catedral de Múnich, construido a finales del periodo gótico que hasta ahora, con sus dos torres de casi cien metros de altura es el edificio más dominante en “Skyline” de la ciudad.
Otras construcciones de gran importancia para la ciudad vieja son los conventos con iglesias impresionantes, como la iglesia de San Kajetán (“Theatinerkirche”) y la iglesia de San Miguel del colegio de la Compañia de Jesús que también funcionaba como una universidad.

colegio de la Compañia de Jesús en la calle Kaufingerstraße



La estructura de la ciudad amurallada se puede describir como un cruz de los dos calles más importantes, “Sendlinger Straße” y “Kaufinger Straße” que conectan los portales de la muralla y forman la Plaza Central (Marienplatz) en su cruce. Como Barcelona, Múnich las murallas que rodean a las ciudades, fueron construidas en diferentes etapas. Había dos murallas, una exterior y una interior y para el siglo XVIII la ciudad fue fortificada  con una planta militaria baroca. 

plano de la ciudad vieja de 180

En comparación  con Barcelona las calles de la ciudad vieja son más anchas y la densidad de población no era tan alta como en Barcelona.
Al lado de la plaza central se han construido plazas para diferentes mercados como en Barcelona, el más grande el “Viktualienmarkt” para las comidas.
La otra gran fuerza en la edificación de la ciudad, fueron los regentes de Bavaria. Su residencia es era un castillo medieval en un complejo gigante con construcciones del siglo XII al siglo XIX.

vista desde el mercado con torre de la puerta de la ciudad

Tras la Segunda Guerra Mundial hubo una notablemente reconstrucción de la ciudad. Aunque muchos edificios de la parte antigua fueron destruidos la estructura de la zona medieval y algunos de los edificios importantes fueron conservados, contrario a los sucedido en otras ciudades alemanas. Esto significa que había una sensibilidad por el valor de las construcciones antiguas y por su importancia para la ciudad entera.

calle con un portal de la residencia real a la izquierda