dimecres, 28 de novembre de 2012

Las fuentes

Como bien se explicó en la anterior visita, el barrio de Vila de Gràcia fue el núcleo principal de la antigua villa independiente de Gràcia (1850-1897) y estaba formado por este núcleo y por la zona agrícola y de masías del Camp d'en Grassot.
Municipios como Sant Andreu de Palomar, Sant Gervasi de Cassoles, Sant Martí de Provençals o la misma Gràcia fueron incorporados administrativamente y la tela de araña urbana los absorvió, pero algunos consiguieron mantener cierta singularidad, como es este caso.
Gràcia comienza a desarrollarse a partir de la cruz que forman las actuales Gran de Gràcia y Travessera de Gràcia, estos dos ejes de comuniación y comerciales y siguiendo el trazado longitudinal de las rieras y los torrentes se generará el proceso de urbanización.


Se trata pues de un barrio obrero y por supuesto artesanal, destinado a aquellas familias que no podían permitirse un alquiler en en eixample. Sus plantas bajas se dedicarían a los talleres propios de dichas actividades artesanales.
Algo relativamente similar ocurre en el barrio de las fuentes en Zaragoza, con un rigen relativamente posterior.
El nombre del barrio proviene de los muchos manantiales y lagunas que se formaban en esta zona debido a las crecidas de los ríos Ebro y Huerva. Llega a extenderse hasta el barrio de La Cartuja. Sus fronteras quedan delimitadas por los ríos Ebro, Huerva También ciertas vías del mismo adoptan las direcciones originarias de antiguas rieras.
La importante avenida Compromiso de Caspe trazada sobre el antiguo camino de las Fuentes, dividía el barrio en dos polígonos o áreas diferenciadas: ésta era la vía tradicional de comunicación de los agricultores y sus productos entre la ciudad y el área agrícola.


Se empezaron a asentar en torno a ella pequeños núcleos urbanos de caráctero agrícola y artesanal que posteriormente fueron uniéndose los unos con los otros conformándose así el barrio al completo.
Hoy en día las fuentes continúa siendo un barrio obrero pero ha vivido una gran evolución igual que Gràcia. Se encuentra perfectamente comunicado con el resto de la ciudad, se trata de una zona de escasos conflictos, con un eje comercial importante y bien dispuesta de equipamientos. Recomendable visita una vez en Zaragoza.