dimarts, 13 de novembre de 2012

Origen de Ávila



La ciudad de Ávila presenta una fundación muy parecida a la de Barcelona, puesto que las dos, a pesar de tener asentamientos anteriores, fueron fundadas en época romana.

La elección del lugar, tanto en Barcelona como en Ávila, se trata de una zona más elevada que el resto y, concretamente, en Barcelona cerca del mar y en Ávila cerca del río.


Las ciudades romanas se articulaban mediante dos ejes principales, que cortaban entre ellos ortogonalmente donde normalmente se situaba el foro. En Ávila estas calles daban a antiguas entradas romanas que ahora son la puerta de la catedral y el arco de los gitanos. Las calles vertebradoras de la ciudad corresponden en la actualidad con la calle Vallespín y con las calles Bracamonte y Caballeros.



A pesar de que Ávila desde la conquista romana presentara muralla, la actual muralla data de la segunda mitad del siglo XII. En la actualidad, existen dos sectores originales de la muralla romana, encajadas en el cuerpo de la muralla construida en la edad media en el arco de san Vicente. 


 
En los años posteriores, la ciudad medieval crece fuera de las murallas alrededor de pequeñas parroquias que se forman, mostradas en el dibujo anterior. 

El inicio de la construcción de la muralla que presenciamos en la actualidad data del año 1090. No obstante, la antigua muralla romana presentaba las mismas proporciones pero tenía un perímetro algo inferior a la actual.

De la misma manera que Barcelona a principios del siglo XX pretende recuperar la Ciudad Vella para el turismo, Ávila pretende dejar la muralla libre de casas adosadas para poder presenciar la muralla en su totalidad, que no es conseguido hasta el año 1982.