divendres, 9 de novembre de 2012

Un parque en la ciudad


 
En la ciudad de Pau existe tambíen un parque urbano que està interesante comparar con el parque de la Collserola. Comparando su posicíon con la de la Collserola, se situa dentro del centro ciudad, no en su periferia próxima. Tambíen su historia, su índole y su anchura difieren del de Barcelona.
Antes del parque Beaumont, era una propiedad privada de 11 hectáreas con una vista increible sobre los Pirineos y una quinta agradable…

Después de « ser pasada de mano en mano », la propiedad fue comprada por la municipalidad en 1878. Su intención hacia este parque se inscribe en un plano de urbanismo a larga escala. Pero las obras comienzan en 1895 para terminarse en 1899.
Un paseo largo fue creado para unir el castillo (ver articulo « Mi ciudad »)al parque: el bulevar de los Pirineos que prácticamente atraviesa la ciudad de Pau...

Las organizaciones realizadas son enormes, instalaciones deportivas con areas de juego para niños, un quiosco para acoger las orquestas, un teatro al aire libre, estanques, un lago, un río, con cascadas y chorros de agua a lo largo de los paseos, y un jardín botánico para los estudiantes. La quinta fue transformada en un museo, con una biblioteca que fue destruida y reemplazada por un Palacio de invierno, luego por un Casino Municipal, que en el año 2000 se hace centro de los congresos...

 
Al contrario de la Collserola, el parque Beaumont està relativamente llano, mientras que el de Barcelona goza de un relieve importante (el monte Vilana por ejemplo, que hace 445m de altura).Ademas, fue totalmente diseñado por el hombre, mientras que en el caso de la Collserola, se encuentra la naturaleza en un estado "salvaje" aunque entretenido, instalaciones generalmente ligeras (Caminos, pasarelas de madera…) aunque hay tambien en algunas zonas restaurantes, cafés… 
 
Si los elegidos lo apodan « Pulmón verdadero de la ciudad », el parque Beaumont no tiene sin embargo el valor natural y las dimensiones del Parc de la Collserola. No obstante, los habitantes loaprecian y lo invisten para nos pasear, descansarse, apreciar el entorno (esmerado y un poco desusado...) : la « rosalera »con sus 160 especies, algunos bellos árboles centenarios, secoyas, magnolias, ciprés así como de bellas colecciones de plantas vivaces...