divendres, 28 de desembre de 2012

El Barrio Húmedo de León

Si buscamos un equivalente de la Ciutat Vella en León, fácilmente encontramos su Casco Antiguo. Éste, como en el caso de Barcelona, es el núcleo más antiguo de la ciudad, tiene un origen romano, en él encontramos los edificios históricos y monumentales como la catedral  y consta de calles estrechas, manzanas irregulares, gran densidad, edificios estrechos y profundos con huecos verticales, balcones, etc. Pero si quisiéramos concentrarnos sólo en las zonas del Barri Gòtic i el Barri de la Ribera (aquellos por los que paseamos durante la visita), el equivalente y nuestro destino en León sería el Barrio Húmedo.





El Barrio Húmedo es la zona más conocida y concurrida del casco antiguo de León. Se encuentra al sur de la catedral, delimitado más o menos por las calles de la Rúa, la Calle Ancha, las Cercas y Caño Badillo. Su origen probablemente se encuentre en la antigua cannaba romana, el lugar donde vivían los civiles que abastecían de productos al campamento romano adyacente (la Legio VII Gemina). Curiosamente, no ha perdido su carácter inicial y sigue siendo el principal centro de servicios de la ciudad.

La denominación de “Húmedo" no tiene que ver con el clima de la ciudad, ni tiene connotaciones eróticas como algún despistado podría creer. Este barrio es famoso por sus bares, tascas, pubs, etc. por lo que siempre ha sido una zona para tomar algo, tanto durante la mañana, antes de almorzar, como por la tarde y noche. Esta afición ha dado lugar a que la zona se empezara a conocer como "Barrio Húmedo" por la gran cantidad de establecimientos donde podemos tomar un vino, una caña, una copa, etc. Es la zona tanto de diario como de los días festivos, donde los leoneses y sus visitantes y turistas toman sus aperitivos acompañados por tapas.



Es esta vida recreativa y de ocio la que lo asemeja a muchas zonas del barri de la Ribera y del barri Gòtic, pero igualmente encontramos parecidos con las plazas llenas de bares y terrazas de Gràcia. Y es que la vida en el Húmedo también gira en torno a muchas de sus emblemáticas plazas, como pueden ser la Plaza Mayor, la Plaza de San Martín o la preciosa Plaza del Grano. Mientras, entre sus calles más concurridas destaca La Rua, una de las calles más comerciales de la ciudad, que comunica la Calle Ancha con la Plaza de San Francisco, ya fuera del recinto amurallado. Cabe destacar la peatonalización de gran parte del casco antiguo, hasta antes de la llegada de la democracia inundado de vehículos, y que ha puesto en solfa el valor turístico de todo el barrio.




Si nos detenemos a observar la arquitectura y la estructura de sus plazas y calles, nos daremos cuenta que no dista mucho de la de otras grandes ciudades castellanas ( si bien es cierto que en León existe un espíritu de diferenciación entre su arquitectura y costumbres y las del resto de Castilla). Destacarían como singulares las galerías, miradores y aleros de madera que aparecen en las plantas altas de algunos de sus edificios. La Plaza Mayor, sin embargo, cuenta, como otras muchas a lo largo de toda la geografía española, con una amplia zona abierta y la rodean por tres de sus lados soportales, teniendo al frente de la misma el Consistorio. Este edificio,curiosamente, también es conocido como la Gota de Leche, pues durante la guerra era donde iban las madres que no tenían con que alimentar a sus hijos a por su ración de leche y comida.



Por último, sólo comentar que si tenéis pensado ir a León, y queréis tomaros unas tapas, tenéis que saber que son gratis y una obligación para cualquier tabernero. Y como es una tradición, los locales del Barrio Húmedo se han ido poco a poco especializando y ofrecen una gran variedad de embutidos y tapas (la gente va a un local u otro dependiendo de lo que ofrecen). Os recomiendo encarecidamente que probéis, si no lo habéis hecho ya, la cecina y el chorizo de León; no os arrepentiréis.