dimarts, 4 de desembre de 2012

San Clemente se caracterisa sobre todo por las playas y el mar. La población siempre ha tenido un orgullo de vivir cerca de la playa, y entonces han desarrollado una cultura muy playa-centrico. Se puede notar en la esquema de la ciudad. The Pacific Coast Highway, una carrera muy conocida que corre del estado de Oregon hasta la ciudad de San Diego, California, sigue paralel a la costa. Por esta costa, hay un montón de edificios y espacio dedicado al turismo: hoteles, restaurantes, bodigas, y lugares para alquilar coche o barco. Ubicado justo a la playa son casas muy caras, principalmente de vacaciones. Un muelle sirve como espacio popular de los visitantes y la población general; el paseo sobre el muelle tiene atracciones, juegos, y restaurantes.


Más interior de la playa queda una carretera que sirve para la circulación a Los Angeles y San Diego, y una calle llamada El Camino Real, que puede ser considerado como la corazón de la ciudad. Sobre El Camino Real se ubican todas las empresas y tiendas locales, y es aqui donde ocurren los eventos públicos. Tambien queda Misión San Luis Rey, el antiguo misión español de los conquistadores. Más allá de El Camino Real quedan las zonas residenciales, que son espacios privados por la mayor parte y se trata casi como fuera del pueblo. Las zonas residenciales más pijas son Forster Ranch, que tiene viviendas de estilo ranchero, Bonita Canyon, en que cada vivienda tiene un gran espacio de naturaleza, y Calafia, con sus playas completamente privadas.


Las avenidas más importantes corren desde El Camino Real. Avenida Pico contiene las escuelas públicas, y Avenida Vista Hermosa sirve como un gran estrecho de zona residencial. Vista Bahia, un poco separado de todo, es compuesto de las zonas de naturaleza protegida por el estado, y que sirve como un lugar para relajar sin tener que ir lejos del pueblo.
No es un pueblo pequeño, pero la población gusta preservar ese sentimiento. La mayoría de la población ha vivido o tiene raízes ahí desde mucho tiempo, y los habitantes no consideran trasladarse.

El Camino Real