dimarts, 15 de gener de 2013

Barceloneta / Paris Playa



París Playa


Evidentemente esta operación no tiene nada comparable con la real playa de Barcelona pero me parece interesante describir esta instalación característica de París.


París playa es una operación estival llevada por el ayuntamiento de París desde el 2002. Cada año, entre julio y la media de augusto, sobre 3,5 km, sobre la vía orilla norte de la Seine y la plaza de Hôtel-de-Ville hay unas actividades lúdicas y deportivas, playas de arena y de hierba o todavía palmeras. La circulación automóvil es interrumpida sobre esta porción de la vía rápida Georges-Pompidou durante la duración de la operación, de su instalación a su desmontaje.



 La ciudad francesa pionera de este tipo de operación fue Saint Quentin en el Aisne desde 1996. Las dificultades sociales de una parte de los 60 000 habitantes incitaron la municipalidad a transformar la plaza del Hotel de ciudad en playa con arena, juegos y estanques. La operación se prosigue cada año.

  Desde el 2002 con el ejemplo muy mediatizado de París, las ciudades extranjeras francesas y capitales repitieron esta idea, como Berlín, Bruselas, Budapest, Praga o Metz.


La mayoría municipal socialista y ecologista en 2001, con alcalde de París, Bertrand Delanoë son al principio de la operación París Playa. El alcalde y su mayoría tuvieron varios objetivos:

- el objetivo principal es dar la ocasión a los habitantes de la región que no tienen vacaciones de aprovechar de actividades que son habitualmente practicadas sobre las playas litorales.


- además, el período contiene menos actividad económica y permite pues cortar la circulación sobre un eje muy prestado de la capital.




Entre 2002 y 2012 la operación evolucionó mucho, desde el 2011 encontramos: una playa de arena fin de un kilómetro, entre el Louvre y el Puente de Arcole, un dispositivo de animaciones familiares, así como una escultura de arena.


A pesar de una meteorología aleatoria, París playa atrae cerca de tres millones de visitadores. Pero el coste de la operación está considerado como elevado para una operación pública: organización de playas con árboles y palmeras, instalación de equipos deportivos y remuneraciones de los animadores, etc. Pero la ciudad de París comparte los gastos con socios públicos y privados que aprovechan así de la popularidad de la operación: En 2004, sobre un presupuesto de dos millones de euros total, 1,4 han sido financiados por los patrocinadores y los canones de los cafés, los restaurantes y los quioscos de periódicos instalados sobre la orilla.