diumenge, 13 de gener de 2013

Barrio económico de Amial


Barrio de Amial, Porto en 1939
Can Peguera, Barcelona  en 1930
En un contexto político similar, la construcción de nuevos barrios económicos en Portugal y España en los años 30 del sig.XX han intentado, algunas veces, de difundir la idealización de un carácter rural de la vivienda en un contexto urbano, como el movimiento de las ciudades jardín inglesas, buscando la referencia a las orígenes de la cultura popular.


Densidad de un hectar del Barrio de Amial (lo menos denso de Porto) en comparación con un hectar de l barrio de la Catedral, en el centro medieval en la calle de la Banheria (lo más denso de Porto)

Las 402 viviendas en el barrio de Amial  en Porto se construyeron en dos fases con el apoyo del Estado Novo, el primero de los pisos térreos  en 1936 y una segunda de dos plantas en 1949. Constituyen agrupaciones hermanadas con espacio ajardinado en sus tres frentes, haciendo hincapié a la profundidad de los lotes con un patio trasero que a pesar de las adiciones auto-propuestas, reflejan la calificación de la exposición de ambos frentes, que ya proporciona la orientación del eje longitudinal de las casas en ángulo formado por las líneas 35º NO, 35ºNE. Por estas características, no sólo es el barrio económico más grande de Porto, así como lo menos denso.
Calle de la primera fase de 1936 (piso terreo)  y de la segonda,, con dos pisos,  de 1949

En un Intento pintoresco de retratar el pueblo típico portugués, por las similitudes tipológicas y formales que existen en comparación con el barrio de Can Peguera en Barcelona, reflecte antes una imagen estereotipada de vivienda. Resumiéndose a los recursos constructivos más simples e inmediatos, es bastante más la expresión preconcebida "vivienda" de la cultura occidental.

Una de las principales calles del Barrio de Amial, Porto
Una de las principales calles del Barrio de Can Peguera,, Barcelona
En el caso de Amial, esta presente una jerarquía en los edificios, en la coexistencia de 4 tipologías de diferentes clases y dimensiones. Por lo tanto, el barrio no se estereotipa a una clase, uniéndose a más continúo con el tejido social de la ciudad.
Casa de Tipologia A                    Casa Tipologia B

Casa de Tipologia C                    Casa Tipologia D

Así, el barrio no tiene necesidad de equipamientos suyos, pos vive en una relación de dependencia de los servicios que la ciudad mantiene cercano. Sólo tiene una escuela primaria y una iglesia que refuerzan los orígenes del colectivo. Estas dos funciones se corresponden con los dos únicos espacios de plaza que reúnen el barrio, y que son solo suyos, ya que es presupuesta la fácil accesibilidad a espacios fuera de ellos.
Plaza de las Violetas, donde se queda la iglesia del barrio
Plaza de las Gardénias, con enl parque infantil, delante de la escuela primaria

Se da cuenta de la ausencia de límites cerrarían el barrio. Una localización periférica de la ciudad, llenando el intervalo entre las rondas de la Vía del cinturón interno y la Vía de Circunvalación, en la margen este del cruce de las dos con la carretera de la Vía Norte, formalmente, su definición se pueden distinguir: al sur por la frente continua de la calle de Carlos Amarante, al este con la permanencia de algunas tierras agrícolas que alejan la confrontación con el equipamiento escolar, al Oeste con conjuntos residenciales de vivienda colectiva que hacen el corte con el cruce de la Vía Norte, y al norte la vegetación de la calle Telheira  hace la transición a otros tipos residencial aislados.
La distribución del barrio está estructurada en tres ejes principales y las calles restantes con un solo sentido de circulación, proporcionan una aproximación a la realidad de vivienda.
Emplazamiento del barrio en relación a ciudad
Vista aerea del barrio de Amial

Con un relación altimétrica diferente, con respecto a la definición de la calle, la individualización de un espacio al aire libre y el fácil acceso a la ciudad, no es tan perceptible una estrecha relación con el espacio público como pronunciado en Can Peguera.El barrio se integra mejor como zona de complementariedad residencial. Sin embargo, se mantene simultáneamente las relaciones de vecindad cerca por la distancia que filtra la escala y el dinamismo de la ciudad.