dimecres, 9 de gener de 2013

Ciutat Vella, Centro histórico Alcoy


En el plan de reforma del centro histórico de Alcoy participaron nueve arquitectos de renombre internacional, que se encargaron de revitalizar el centro de Alcoy, muy deprimido y desgastado. Este plan de renovación supuso un gran cambio en los barrios, tanto en apariencia como en su actividad. La ciudad debía rescatar el centro deprimido como reflejo de la ciudad industrial que fue, ya que Alcoy había sido una de las ciudades pioneras en la revolución industrial.
Con la ayuda del ayuntamiento se consiguió comprar gran parte del suelo afectado y propuesto para los proyectos. Estas zonas deterioradas del centro histórico fueron divididos por sectores, en total seis, cada uno de los estos fue asignado a un arquitecto o a un equipo compuesto por dos arquitectos.
El grupo de los españoles, estaba compuesto por Rafael Moneo y Manuel Solá Morales que se encargaron del barrio de “La Sang”, con unas dimensiones de 20.000 metros cuadrados.
Seis bloques de viviendas, situados en una antigua zona obrera. La incorporación de un jardín periférico permite salvar el desnivel muy pronunciado del lugar.


El arquitecto Francesco Venezia de origen Italiano se encargo de rehabilitar la zona del río, que años después se volvería a reformar en otro plan urbanístico, el nombre de la zona se llama “Buida Oli”, con unas dimensiones de54.000metros cuadrados, el proyecto no se llego a realizar en su totalidad.





El portugués ÁIvaro Siza Vieira, también tuvo su papel en este programa encargándose de el “Portal de Riquer”, antigua puerta de Alcoy con 24.000 metros cuadrados.














John Millar y Alan Colquhoun ambos británicos, diseñaron un conjunto de viviendas en la rehabilitación de para mi opinión la zona mas difícil “La Riba”, ya que se encuentra en limite del precipicio que da al río, que tiene 68.000 metros cuadrados.

El italiano Carlo Aymonino, se tenía que encargar del barrio de “Casa Blanca”, con 69.000 metros cuadrados, pero no se llego a presentar como proyecto.

Por último, Carlo Carozzi y Renato Rozzi, se encargaron de la entrada sur dela ciudad “La Beniata”, un espacio de unos 90.000 metros cuadrados.

Los proyectos supusieron un coste de unos 540 mil euros (90 millones de pesetas).
Alcoy es una ciudad edificada sobre barrancos por el fondo de los cuales discurren los ríos Barxell, Nlolinar y Polop, que confluyen en el Serpis. Su accidentada topografía junto con los cambios originados desde la revolución industrial han originado un paisaje urbano con numerosos niveles de edificaciones industriales y particulares.
Por una parte, un barrio como La Sang, situado en el nivel superior de la ciudad con numerosas viviendas abandonadas todas ellas casas de obreros, que eran viviedas de baja calidad, por ello la necesidad del proyecto.
Por lo que respecta a las otras cinco zonas, todas menos La Riba, corresponden a los niveles de las laderas de los barrancos que han ido quedando aislados con la construcción sucesiva de una serie de puentes para comunicar los niveles altos de la ciudad que han producido la degradación y el abandono de los bajos. Éstos presentan factorías abandonadas y todo tipo de edificaciones en estado de ruina y abandono. Se trata en general de construir espacios públicos y también viviendas con participación de la Administración y la iniciativa privada.
Explicar que el centro histórico de Alcoy se encuentra aislado de los barrios de la periferia por su situación dado que esta rodeado de precipicios y de los rios anteriormente citados, por lo que se comunica mediante numerosos puentes, de entre los puentes importantes que comunican los niveles altos de la ciudad, el más antiguo es el de Canalejas, de 1907. El de Sant Jordi data de 1931 y el último es el construido recientemente por José Antonio Fernández Ordóñez.