dimarts, 15 de gener de 2013

Plaka-Centro histórico de Atenas_Ciutat Vella


  


Vista general del barrio 
    El centro histórico de Atenas está en las laderas de la colina de Acropolis y llega hasta la plaza Monastiraki. Estuve el lugar donde se colocaron los primeros edificios de la capital que los últimos 150 años están bien conservados demostrando la imagen real de la ciudad antigua. La zona fue desarrollada durante la época bizantina y llegó a un punto superior  en el siglo 19. Caminando por las estrechas calles adoquinadas en forma de labérinto y subiendo la gran cantidad de las escaleras que solucionan el tema de la topografía del sitio, alguien puede observar la mezcla de diferentes  épocas y sus estilos arquitectónicos.
Imagen de una calle
Fachada característica
  En general, el centro fue desarrollado después de los Turcos, cuando fuen construidas las primeras casas atenienses de tipo simple con patio grande y loggia o a veces balcón pequeño (elementos del Este). Durante el neoclasicismo del siglo 19 se construyen nuevas casas de tipo neoclásico con muchos elementos de Europa del oeste, que fuen habitadas por familias nativas, ricas y famosas o por algunos nobles europeos que venían a Atenas de interés cultural. Contrariamente a las casas existentes,  éstas,  las más grandes, tenían decoración particular y detallada y una forma que daba únicamente al interior, dejando la calle sin vida y observadores. Este tipo de edificios da un caracter de nobleza al barrio y crea la impresión de un sitio agradable. Entre éstos existen los restos de la ciudad arcaica y romana, como la Agora Romana, el monumento de Adriano, un templo de diosa Atena etc. En la segunda mitad del siglo 19 artesanos y constructores de Anafi, una isla de Cyclades, vinieron a la capital y se colocaron ahí, construyendo sus propias casas en la parte más alto del barrio, que se llama Anafiotika. De esta manera nuevos elementos de la arquitectura isleña aparecieron en el centro de la capital.
Existencia de los restos arcaicos
entre  las casa neoclásicas
    El resultado es la creación de un centro histórico con una mezcla de estilos arquitectónicos y de diferentes imagenes. Contraste de la Ciutat Vella de Barcelona, Plaka no tiene elementos góticos porque el medieval no habia tanto en los paises del Este, pero expresa tambien un tipo de viviendas ¨cerradas¨.  Lo que falta es un sistema vial claro,  a causa de la topografía y las ruinas de la ciudad arcaica . Cada manzana tiene una forma irregular y las calles maniobran a lo largo de las curvas de la colina. Sin embargo, la irregularidad  del sitio hace un bueno contraste con los edificios rectangulares formando su imagen peculiar.