dijous, 10 de gener de 2013

Una nueva ciudad periférica de Toulouse: el Mirail


Me gustaría presentaros un barrio que es muy importante para la ciudad de Toulouse, pero con el que no visitamos realmente de equivalente aquí en Barcelona.
En los años 60, había una gran crisis de viviendas en Francia. En efecto, con los bombardeos de la segunda Guerra Mundial, muchos edificios fueron destruidos, y además con la guerra de Argelia, muchos franceses que vivieron allí se volvieron, así que había muchos más personas que antes, con menos viviendas. Por lo tanto, el gobierno inició una política de construcción de grandes inmuebles en todo el país.



En Toulouse también había este problema. La municipalidad inició un concurso de urbanismo para crear otra ciudad nueva, satelital para 100 000 personas. El sitio se llama “el Mirail”, que significa espejo en occitano, y está colocado en el sureste de Toulouse. En 1962, los arquitectos S. Woods, P. Dony, A. Josic et G. Candilis, discípulos de Le Corbusier, ganaron este concurso. Su proyecto era de crear una ciudad casi independiente, con sus propios tiendas, oficinas y viviendas. Hay grandes parques, y un lago artificial fue creado. Lo importante era la idea de separar los peatones y los coches, pensando la calle como un lugar de encuentro y de intercambio para los habitantes. Era posible ir de un edificio a otro con una “dalle” (baldosa), como una calle aérea, sin caminar en la tierra. Esta idea era “revolucionaria” en el urbanismo a esta época.




El Mirail es divido en tres barrios, Mirail-Université (con la universidad de letras y esciencias sociales, historia,… y también la escuela de arquitectura), la Reynerie y Bellefontaine. El primero es la universidad, pero los otros son principalmente viviendas sociales, diseñadas con una idea de mezcla social. Pero algunos años después, el proyecto inicial fue cambiado porque era demasiado caro, y también el ayuntamiento cambió de partido político…  ya se ha convertido en un fracaso: hay como un fenómeno de “ghetto para pobres”, y problemas de inseguridad etc.




Así, este barrio del Mirail, que es un ensancho, creo que es muy diferente del Eixample porque es como otra ciudad. Quizás lo puedo comparar con Nou Barris, porque ahora los habitantes son por mayoría inmigrantes, y este barrio fue construido porque se necesitan más viviendas… Pero las operaciones son muy diferentes, porque no hay ninguna parte de autoconstrucción en el Mirail, y si el espíritu del barrio y las actividades de vecinos son muy importantes, hay nada que ver. Al contrario de las intenciones de los arquitectos, no hay realmente “alma” en el Mirail, aunque barrios como Roquetes tienen la personalidad de sus habitantes.